Un saludo de bienvenida .-)

En la vida de todo blog hay tres estadíos posibles, este es el primer paso.

Como de forma reiterada se repite en la Naturaleza, llega también un momento en que las necesidades humanas se vuelcan para mostrar lo recorrido por la vida y lo que gracias a todos los demás hemos llegado mínimamente a comprender.

En nuestro caminar, cuando la humanidad ha alcanzado un esperanza de vida media elevada, incluso en las zonas más pobres de la tierra, hay un momento en el que nos sentamos a reflexionar. 

Durante la etapa más activa de nuestra presencia aquí, posiblemente antes de los 50 años, nos dedicamos a subir una montaña y con gran ilusión y esfuerzo nos vamos sobreponiendo a todos y cada uno de los inconvenientes que ello conlleva. Una vez arriba, pasada ya con toda seguridad la mitad de la vida observando el paisaje comprendemos que no hay tiempo para subir otra. Nos dedicamos entonces a descender la nuestra, la que nos ha tocado transitar, con más tranquilidad y quizás con menos sobresaltos conversando con unos y con otros mientras nos acompañan o se nos cruzan con nosotros en el camino.

Y, es de esta parte del recorrido que hacemos con más reflexión y compartiendo con más fuerza de la que quiere tratar este blog, y así realizar una pequeñas paraditas para intercambiar reflexiones sobre lo que hemos ido comprendido, aunque sea a medias.

Hoy este blog nace y es arrojado al primer periodo de su existencia, a partir de ahora su tiempo es el de crecer. Me gustaría que lo haga sano y robusto con vuestro apoyo y paciencia para cuando llegue su segundo momento el de permanecer, pueda cumplir de la forma más útil y completa una función, antes de pasar a su último periodo, que espero que sea dentro de mucho tiempo, corto y dulce, el de diluirse

Bienvenidos a todos.

Nido de colibrí coruscans

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario