Ponle cara a tu marca

La marca personal y la empresarial es ante todo “un físico”. A veces es un logotipo, otras una foto, otras un símbolo y otras… nada. Cuida de ella y ella cuidará de ti, aunque eso no será suficiente.
La marca es una personalidad y ocupa un lugar en la mente de todos que no puede ocupar ninguna otra. Un espacio confortable es siempre mejor que otro que está hecho pedazos.

La marca es un universo, un sistema de valoresque impulsan su cultura y ellos vocean con fuerza su dirección y sentido.

La marca es un reflejo inmediato para los compradores o para los amigos, distingue en relación a sus valores diferenciales, es la imagen exterior que da a su público.

La marca personal o empresarial genera un clima de relación y es motivo de intercambio, transacción o simplemente de amistad inter pares.

La marca es en definitiva una mentalización. Es un reflejo interno que todos planteamos con respecto a si misma, demostrando que podemos compartir sus valores; como una búsqueda de sello de autosuperación. No como consumidores, si no más bien como adeptos.

Toda marca recrea un emisor y la definición de ese emisor hemos de ser nosotros mismos o nuestros productos o servicios.

Si no cuidamos nuestra marca, su reflejo, los valores que la acompañan y el propio físico, otros menos dotados y con intereses diferentes a los nuestros se ocuparán de ello y gobernarán su “alma”.


A disfrutar!

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario