Nueva glaciación?

Las plantas captan la luz solar y almacenan energía en combinaciones de CO2 y agua. Los hombres, animales, hongos se alimentan de esa energía. Todo lo que no es consumido es reciclado en poco tiempo, pero el proceso de reciclado no es perfecto ya que las plantas se producen más rápido de lo que tardan en ser consumidas y lo que no puede ser transformado termina en los fondos del océano donde parte de los nutrientes fertilizan grandes granjas de plancton. Lo que sobra se cocina lentamente y se transforma en petróleo, carbón, gas natural -fundamentalmente metano-, en definitiva lo que llamamos hoy combustibles fósiles.

Este almacén de carbono procedente de los volcanes que se viene produciendo desde hace cientos de millones de años es un combustible fósil, que creado por la tierra con paciencia pertenece ahora a algunos pocos, se ha descubierto que su uso generalizado desde la revolución industrial está cambiando el clima del planeta.

Hay algo que podamos hacer?

Hay ya bastantes datos concluyentes de todo el proceso. Parece que el calentamiento generado por los gases efecto invernadero puede provocar suficiente excedente de lluvia en el planeta producido por el deshielo de los casquetes glaciares que, además de ofrecer al sol mas tierra para la absorción de  calor por la pérdida de la superficie blanca reflectante del hielo y nieve, lo aumentará la proporción del vapor de agua en la atmósfera, que es un gas de efecto invernadero aún más poderoso que el dióxido de carbono, y todo ese excedente en la atmósfera es posible que conduzca a cambios tan importantes en los mares como para detener la cinta transportadora de la Corriente del golfo e incluso cambiarla de dirección.

Los cambios del clima podrían ser entonces de tal magnitud que alcanzaría a producirse una congelación invernal en torno al Atlántico Norte con la vuelta de lo que podríamos llamar una nueva glaciación.

Existe un informe del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change, o Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) auspiciado por la ONU que así lo atestigua, después de laboriosos estudios realizados por científicos, funcionarios de los gobiernos, grupos de interés y ciudadanos de todo el mundo.

Al final todos, los productores de combustibles fósiles y los ambientalistas unidos ante la desdicha.

A disfrutar!

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario