15 pautas para emprender

1.- Busca oportunidades de innovación: Si eres emprendedor tendrás siempre tus ojos abiertos a las oportunidades, atención a las necesidades que tiene la gente, a lo que es necesario para resolver sus problemas. Cómo se puede hacer que la vida de las personas sea mejor?

2.- No esperes, el tiempo pasa rápido: Si tienes una idea que puede resultar atractiva para los demás no cejes hasta ponerla en marcha. Si algo no te deja dormir ponte en comino, antes de que pase su momento. No te quedes parado por mucho tiempo junto a la emoción.


3.- La alegría consiste en avanzar: Muchas veces nos matamos a trabajar para alcanzar una meta pensando que su logro va a cambiar nuestras vidas. Pero cuando llegamos a nuestro objetivo la vida no es diferente, no cambia y nos abalanzamos sobre la siguiente meta y si conseguimos alcanzarla tampoco hay nada nuevo. La felicidad vine durante el camino, ese es el momento de la grandeza, de la satisfacción con uno mismo por lo que estás haciendo, y no al final del recorrido. Aprovéchalo!


4.- Comienza con algo pequeño: Construir un negocio nuevo de forma masiva puede ser un error; es un error. Dale a probar el producto o servicio a unos pocos amigos, para que puedan probarlo. Ellos te darán las primeras y mejores opiniones sobre él. Mejóralo y a continuación entonces, entrégaselo unas cuantas personas más. Si haces un lanzamiento masivo, primero te tomará una eternidad ponerlo en marcha, y de esta forma lo más probable es que construirá un fracaso pues estamos construyendo algo masivo el apoyo de saber si funciona o si a la gente le gusta. Lanzamiento es sólo un momento en la vida de un negocio, no es de los momentos más importantes, no constituyas ese momento como algo trascendente y que en consecuencia pueda ser una perturbación en el tiempo. De hecho, hacer un lanzamiento suave es el escenario para aprender cosas y por qué no, para divertirse en el camino, incluso si se llega al “fracaso” es mucho mejor no haber empezado del todo.

5.- Inicia un blog: La mejor manera de promocionar un negocio es regalando información gratuita en la redes sociales. Demuéstrale a todos que eres valioso, ayuda a las personas de forma gratuita, ya llegará el momento, cuando te conozcan, de que vayan a querer algo más de ti.


6.- No recurras al SEO o al marketing viral: Esos no añade ningún valor para tus clientes,  y son estos son los que han de realizar la mancha de aceite que pondrá tu negocio en el camino correcto del éxito. Lo mejor es ser valioso para los usuarios, construir algo grande, y luego el boca a boca es todo el marketing que necesitas (incluyendo a las personas que pasan por tus publicaciones en el blog). Entrégate y déjate seguir, querer y admirar. Si les gustas, si tus servicios son útiles y tus productos les ayudan a vivir mejor te servirán de plataforma, y no tendrás que recurrir a  técnicas viscosas.


7.- Al principio no importa el dinero: Las proyectos de éxito han comenzado sin dinero. Encuentra servicios baratos o gratuitos para empezar, luego consigue el dinero necesario tan pronto como sea posible mediante la venta de algo valioso que poseas, ya sea parte del proyecto, como acciones por ejemplo u otros bienes.

8.- La publicidad no es el camino: La publicidad, que vende? La publicidad no vende nada en un principio ya que solo llama la atención de tu audiencia. Publicita solo y nadie te lo agradecerá. En su lugar, intenta hacer todo el esfuerzo posible para deleitar a tu público, para que puedan transformarse en clientes dándoles un valor que consideren increíble, y ellos en contra partida y con gusto van pagar por ello.

9.- Olvídate de los números: o más específicamente, olvídate de planificar como meta ciertos objetivos. Por ejemplo, de que te va a servir conseguir millón de páginas vistas, o tener cinco mil suscriptores a tu página, e incluso si no es una meta final conseguir una facturación determinada en un periodo de tiempo? Esas pueden ser metas pasajeras, de inicio, para obtener un resultado de unos objetivos pasajeros, sin sentido y muy posiblemente arbitrarios. Ponte siempre del lado del cliente preocupándote por la forma y modo en que le estás ayudando. Qué valor les estás aportando? Y eso si, ahí preocúpate de los números, intenta averiguar cuantos sienten que el producto les sirve a sus aspiraciones, esa si puede ser tu meta.


10.- Olvídate de la perfección: son muchos los que quedan atrapados al tratar de hacer el producto perfecto; pero no se dan cuenta de que nunca será perfecto. La perfección es enemiga de lo bueno. Busca la mejora constante, lanza el producto y prueba a ver los resultados en una pequeña escala de clientes, si no lo consigue por ahí, retroalimentación y mejorarlo hasta que el público lo acepte, lo quiera, lo solicite y lo utilice.


11.- Pon siempre en tela de juicio el plan de negocios: La planificación sin revisión constante, como la perfección, es inútil. Que no se interponga en tu camino. Por supuesto que hay que planificar y pensar las cosas, pero la planificación se basa en información defectuosa ya que nadie conoce el futuro, por eso no puede ser estanca e inmóvil. En su lugar experimenta, empieza a ver qué pasa, y vete ajustando cada poco. La flexibilidad es mucho más importante que un buen plan.


12.- No te importe empezar desde casa: No necesitas tener una oficina para los primeros pasos de la mayoría de tus proyectos, incluso un negocio de ventas no necesita una tienda, por lo menos no al principio. Deja que tus primeros clientes puedan ser tus amigos y, eso si, pídeles que sean brutalmente honestos. Después que hagan correr la voz entre sus amigos. Eso es un lanzamiento de coste cero.


13.- Concéntrate en las cosas importantes: Con demasiada frecuencia las personas quedan atrapados en las estadísticas, redes sociales, en lo urgente y un montón de pequeñas tareas que no tienen importancia. Define lo que es más importante, piensa que es la producción de algo útil la que va a agregar valor para tus futuros clientes.


14.- Rodéate de gente interesante: Tener amigos que están haciendo también cosas interesantes es inspirador, y te reportará buenos consejos y una fuerte retroalimentación. Si las personas que te rodean tienen actitud positiva e inspiradora ese será tu mundo para mejorar.


15.- Y finalmente de nuevo, no olvides la Innovación constante: Ni tu ni nadie sabe qué va a pasar con el negocio. El mundo está cambiando. Su negocio va a cambiar. Va a cambiar y realmente tú no sabes nada, la verdad, y eso está bien. Te hará estar alerta y no parar en la búsqueda de nuevas mejoras y desarrollos.


Espero que estos puntos de vista te sean útiles para disfrutar!

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario