EERR y déficit de tarifa

Dinamarca

Parque eólico Middelgruden – Dinamarca

Es cierto que no siempre hace viento, es cierto que se necesitan complementos como la biomasa y otras fuentes de renovables para asegurarse una generación limpia del consumo energético de un país pues hay muchos momentos de menor actividad ventosa, pero la elevada generación eólica del mes de enero ha conducido a una reducción del 47% en el precio medio en el mercado mayorista eléctrico español debido al más de 6.000 GWh se inocularon a la red eléctrica nacional desde nuestros molinos. Esta situación hizo que el precio mensual del mercado mayorista bajara a 33,6 €/MWh desde los 63,64 €/MWh del fin de año anterior.

La generación eólica al ser superior a lo previsto, evitó que entrasen en el mercado energías procedentes de tecnologías más caras, y en consecuencia ha derivado en un ahorro de más de 25 millones de euros en el coste.

Aunque el mes de febrero se presenta también ventoso, si bajase la generación eólica en España pues como es lógico pensar soplase con menos fuerza el viento, es muy probable que se lleguen a alcanzar los 50 millones de euros de ahorro en el primer trimestre.

Ahora lo que nos falta por conocer es como llegarán a los consumidores esas tarifas mayoristas y si van a verse reflejadas en su recibo trimestral.

Competimos de una forma extraña con fuentes de energías contaminantes y en muchos casos más caras como son los combustibles fósiles. Cierto, sin embargo, que el carbón es una fuente barata pero a causa de lo extraordinariamente contaminante que es merece, la pena seguir con ella?

Hoy no es comprensible con lo que ya sabemos, que se hagan prospecciones de petróleo en zonas como las costas Canarias o que el carbón siga siendo financiado por las políticas de casi todos los países del mundo. La OCDE en su informe Inventory of Estimated Budgetary Support and Tax Expenditures for Fossil Fuels (un inventario estimado de ayudas y tasas a los combustibles fósiles de los pises de la OCDE) acomete un informe detallado de los subsidios que los países dan a la de generación fósil y llega a la conclusión es que se dan subsidios al carbón local y al gas y otros si el país los producen. Concrétamente en lo que respecta a España en el informe se dice que entre los últimos 6 años contabilizados se concedieron subsidios a los productos petrolíferos (fuente de energía importada, refinada fuera del país y contaminante) por valor de 9.719 millones de euros. Si contrastamos estos datos con los de la CNMC en ese mismo periodo que aparecen que fueron aportados a la eólica (local, generadora de actividad laboral en la zona y limpia) que ascendieron a 8.931 millones, podemos apreciar una menor cantidad de ayuda lo que para el ciudadano de a pié quizás le resulte algo extraño.

No me parece interesante por reiterativo insistir en la situación de otras fuentes renovables como la fotovoltaica, la biomasa y demás alternativas hoy también en retroceso en nuestro país.

El único recurso fósil de importancia que hay en España es el carbón y la mayor parte de las explotaciones no resultan rentables. España importamos casi todo el petróleo y el gas que utiliza, pues su producción nacional es inferior al 1 %. El combustible más importante es claramente el petróleo, que cubre el 46 % de las necesidades energéticas básicas del país, seguido del gas natural (24 %), la energía nuclear (13 %) y el carbón (6 %). El 11 % restante corresponde a las energías renovables, especialmente la biomasa.

Quizás alguien pueda explicarlo pero, son las energías renovables las causantes del déficit de tarifa?

Amigos y amigas, a disfrutar!

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario