Muéstrate

Muestra tu opinión.

- Muestra tu opinión -

Podemos ir por la vida hablando de cosas superficiales y genéricas, atropellando a los demás con los últimos acontecimientos del continuo círculo de la vida que configura este Gran Hermano, en el que nos mueven, comprometiendo nuestro tiempo y compartiendo largos monólogos en ambos sentidos pero unidireccionales con extraños, que continúan un tiempo después siendo extraños, o mostrar una parte de nosotros, dando a entender nuestro lado humano y así proveernos con la oportunidad de relacionarnos de una forma más profunda.

Tú decides.

Las personas que verdaderamente triunfan en la vida son aquellas que se vuelcan del todo y no pierden el tiempo y la energía vital en ser alguien que no son y además muchas veces no quieren ser en realidad. Descubrir como la candidez es más efectiva que las frases hechas y las conversaciones manidas de lo frívolo y lo ligero sirve para favorecer nuestras relaciones.

Se trata simplemente de ser honesto, abierto, sin máscaras y suficientemente vulnerable para que los demás se sientan bienvenidos a nuestras vidas y así ellos poder mostrar también su vulnerabilidad.

En cualquier situación mantener una cierta tendencia a inhibirse crea barreras psicológicas en los que nos rodean que dificultan sobremanera una relación cordial y nos separan de aquellos que desearíamos conocer mejor. Terminar una conversación incómoda permaneciendo alejados de nuestra verdadera forma de ser  solo nos sirve para engañarnos y salir de ella afirmando “no teníamos nada en común”.

Yo prefiero escuchar interesado lo que dice alguien, aunque pueda discrepar, que quedarme catatónico y sin esperanza. Se ha escrito mucho sobre estas situaciones en las que se nos dice lo que podemos o no podemos correctamente decir para evitar con charlas demasiado personales la controversia. Yo diría que no hay que escucharles, ya que nada ha contribuido más a la proliferación de charlas aburridas en todas partes.

Todos hemos nacido con rasgos genéticos comunes tribales y la mejor forma de diferenciarnos es no hablar de trivialidades.

Si te ha pinchado las neuronas este texto o si no te ha gustado regálanos tu versión de los hechos, lánzate y escribe tus comentarios.

Amigas y amigos, a disfrutar!

4 Comentarios

#Jerby (@empleopositivo) dijo:19 abr. 2014

Lo bueno y lo malo de las actuales redes sociales es que tienes que ir muy ligero para contar historias que puedan interesar a alguien…

Responder a este Comentario
Carlos J Martin Morillas dijo:05 jun. 2017

No me gusta lo que queda entonces si vamos mostrandonos tal y como somos, ¿no debemos tener secretos? Quizas pueda opinar, que, me resulta desagradable cuando siento haber hablado mas de la cuenta al encontrarme con una persona que conoci o conozco, pero con la cual ya no guardo el mismo tipo de relacion.

Sin embargo, un extraño impulso me lleva a mantener esa fidelidad y le resumo todo lo que se ha perdido de mi vida. Luego, pienso que quizas no debi exponerme tanto.

Responder a este Comentario
    Ramon J Hernandez dijo:05 jun. 2017

    Como ya comentamos en el post se trata simplemente de ser honesto y suficientemente vulnerable para que los demás se sientan acogidos por alguien que no se oculta y que es como ellos, de esta forma también se sentirán libres y confiados para mostrar su propia vulnerabilidad. Esa es la esencia de la amistad y las relaciones humanas libres.
    No obstante en el mundo profesional, a veces, con esas personas con las que no se guarda el mismo tipo de relación…, como afirmas no está mal ser algo precavido.
    Un saludo Carlos y a disfrutar!

    Responder a este Comentario
    Ramon J Hernandez dijo:05 jun. 2017

    Yo apruebo ese comportamiento franco. El sentimiento cuando está a flor de piel es que quiere manifestarse y por tanto hay que dejarle salir. Solo nos queda saber elegir con quién no queremos comunicarnos.
    Un saludo afectuoso Carlos y a disfrutar!

    Responder a este Comentario

Deja tu Comentario