La reputación corporativa

reputacionLos cambios desatados en el mundo de las estructuras de comunicación a finales del siglo XX , han puesto en evidencia al sector empresarial, así de sopetón, la necesidad de una gestión profesional de la reputación corporativa.

Ahora, como sabemos, todo es más público y veloz a la vez que cambiante y efímero, creándose interdependencias y tejidos o redes de información más poderosas y mucho más amplias que las que se producían en las pequeñas ciudades en las que vivíamos antes.

La reputación personal es como una suma de nuestros logros, de la impresión que damos a otros, de nuestra empatía, de lo que representamos y de otras muchas más características como puede ser nuestra responsabilidad.

Con la reputación de las empresas pasa lo mismo. Si una Compañía es íntegra en sus valores generará confianza, y a la vez que genera confianza podrá construir su buena reputación.

Utilizando los sistemas matemáticos de valoración en línea, la reputación de una empresa en el mundo virtual puede calcularse con bastantes probabilidades de éxito. De hecho en la web de muchas Corporaciones como es el caso de Amazon, eBay y tantas otras, todos tenemos la opción de contribuir a la reputación de un producto o de la propia empresa dando puntuaciones de confianza de forma libre.

Dado que el mundo virtual tiene una memoria a toda prueba y teniendo en cuenta que los empleados pasan a ser como el rostro de una Compañía, volviéndose ante los usuarios como la suma de las reputaciones de sus partes, uno solo de los empleados puede hacer caer la reputación y a la vez hacer peligrar el futuro de una compañía si un comportamiento incompetente se filtra a los medios de comunicación, blogueros, activistas u otros grupos interesados.

Más que nunca un cuidado seguimiento del cumplimiento de los valores que representa la empresa va a generar consistencia en su reputación y una mayor opción de posibilidades de reconocimiento y confianza de los que la rodean.

El poder ahora en parte ha pasado a mano de todos nosotros, los usuarios, de forma que si lo utilizamos de forma correcta y conveniente podemos mostrarlo como moneda de cambio y participar en el juego de la reputación empresarial, beneficiarnos de esta forma con mejores servicios más acordes con nuestras necesidades.

Como comentábamos en el anterior post sobre confianza empresarial, ahora tenemos armas, os estamos vigilando!

Un saludo amig@s y a disfrutar!

Ah! y si te ha gustado puedes pulsar en el corazón de abajo a la derecha, y compartir, por qué no, el post en tus redes sociales. ;-)

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario