Je suis Charlie

aguila-arpia

La invasión del consumo desproporcionado de la vida occidental en las culturas árabes pobres y el poder de financiación de las ricas junto con la globalización, sus desequilibrios y su impacto destructivo sobre los puestos de trabajo de los jóvenes ha provocado un incremento del poder y la radicalización del Islam más puritano.

Como ya dijo William G. Ridgeway en sus provocadoras Cartas desde Arabia en el 2005 “La invasión de la modernidad ha provocado un incremento del poder y del espacio que el Islam del desierto ocupa en el pueblo árabe”.

Desde su nacimiento la cultura islámica se ha vivido siempre de formas y concepciones múltiples y muy variadas, en un espacio que podemos situar entre la tolerancia del Islam urbano o sufí representado por Estambul, Casablanca o la actual Túnez capital del país más pequeño del Magreb y el Islam del desierto más desplazado hacia el Mar Rojo que piensa que hay que volver a las raíces salafaristas consideradas por algunos como puras (Al-Salaf, compañeros y seguidores de la shi’a del Imám Ali, partido, facción o seguidores de Alí, en las luchas por el poder que siguieron a la muerte de Mahoma). Junto a estas ideas, seguidas inicialmente por muy pocos adeptos fuera de los desiertos del Medio Oriente, se sitúan fuerzas que de forma extrema no acepta la via de la modernidad según el punto de vista de Occidente y que la han hecho en parte su objetivo de lucha al lado de su antisemitismo.

El auge de esta  corriente fundamentalista en nuestros tiempos disparada desde hace más de dos décadas, lejos de lo que la primavera árabe parecía anunciar, provoca que bastantes más musulmanes corrientes de los que pensamos hayan cambiado la interpretación de su fe de forma radical y su manera de relacionarse con otras culturas y confesiones acercándose a los conceptos chiitas, sobrepasándolos y dando fuerte soporte ideológico al yihadismo violento, que aspira a reinstaurar el califato islámico del siglo VII, formado por los AlQaeda, talibanes y los escuadrones suicidas de Palestina, Iraq o Pakistán.

Quizás hoy no sea un día ideal para..

A disfrutar amig@s!

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario