Ecléctico

Metal_animA medida que pasan los años siento como me voy volviendo día a día más ecléctico.

En la vida de cada uno buscamos como consecuencia de nuestros actos el mal menor para nosotros, la mayor competencia de los Estados que nos gobiernan y la máxima efectividad en nuestras gestiones, sin embargo sucede, con frecuencia, que la incompetencia nos puede salvar de las garras de la modernidad y de toda la evolución precipitada.

Veamos dos escenarios sobre los que poder basar y contrastar la teoría.

Estados Unidos con su eficiencia en la gestión agrícola, centralizada y optimizada al máximo, obtiene unos grandes beneficios extras forzando la producción de la tierra. Grandes extensiones de monocultivo favorecen la tarea y a la vez el rendimiento por hectárea o acre, haciendo el sistema más remunerador al ampararse en tanta especialización. Pero que sucedería si por un hecho concreto, que hoy no es tan difícil de imaginar, se interrumpiera el transporte que se encarga del suministro de alimentos a la población que además carece de vínculos estrechos y probados entre sus habitantes?

En el otro extremo de cosas, un pequeño o gran territorio en guerra, de las tantas que asolan la geografía del planeta, donde la población lleva muchas generaciones viviendo en espacios más reducidos y con unos vínculos muy estrechos, no solo familiares, entre las personas practicando una agricultura no especializada que cultiva los alimentos básicos necesarios, en un sistema más costoso pues no se beneficia de la especialización. Cuales serían los efectos de una ruptura de la cadena de transporte afectando al suministro?

Creo que podríamos imaginar con bastante aproximación que podría suceder en ambos territorios.

Pensemos. Los EEUU, además de pesticidas, abonos químicos y otros consumos, gastan 12 calorías en el transporte de cada caloría de los alimentos que producen (12:1), mientras que un pueblo sin especialización agrícola como el que hablamos puede consumir en la proporción de 1:1. Que es peor, o que es mejor,  un  sistema u otro?  Yo creo la aleatoriedad es tan evidente, es tan fuerte que la hace inextricable y muchas veces podemos concluir que la respuesta puede ser muy simple: menos es más. Quizás tendremos que centrar más el discurso en la (anti)fragilidad!

Gracias amig@s por vuestra atención, a disfrutar!

Sin Comentarios.

Deja tu Comentario